¿Entro a una congregación en África, Hispanoamérica o Europa?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

¿Entro a una congregación en África, Hispanoamérica o Europa?

Macarena pregunta:

Padre Ricardo,

Desde hace unos años he estado pensando en consagrar mi vida a Dios como misionera. Pasé unos años algo alejada de la práctica religiosa, pero después de participar hace unos años en unas misiones médicas en Brasil con un grupo de chicas del Regnum Christi (aunque yo no pertenezco a ningún movimiento), he redescubierto mi fe.

He vivido algunos años de mi vida (tengo 29 ahora y soy médico, con especialidad en ginecología) en Hispanoamérica y otros en África y he podido ver y convivir con personas enfermas de SIDA y otros males terribles, víctimas de violencia, de guerras, etc. y vivir en condiciones muy poco higiénicas.

Quiero preguntarle si debo coger mis cosas y viajar a algún país de África o de Hispanomérica para ir a buscar una orden a la cual pertenecer para ayudar a estas personas, o si más bien debería quedarme en España... aquí también hay muchas necesidades de vocaciones.

Ahora bien, a veces también me entra una cosquilla al pensar que estoy yo imponiendo con eso mi voluntad a Dios... ¿No sería mejor abandonarme en sus manos?

Como ve, tengo grandes ansias de servir al Señor, pero no sé por dónde empezar y no quiero perder tiempo.

Muy querida Macarena,

Felicidades por los pasos que has ido dando después de esas misiones en Brasil. Sigue acerándote a Cristo en la Eucaristía, pues de ahí podrás siempre sacar la fuerza para poder hacer presente su amor misericordioso con todos los hombres, especialmente los más necesitados.

En relación a tu pregunta, creo que lo más importante está hecho: la decisión de consagrarte a Dios y a servir a los hombres y mujeres más necesitados y poniéndote a su disposición con todo tu tiempo y todos tus talentos.

Esa "cosquilla" de la que hablas parece ser una insinuación de Dios que quiere que, efectivamente, estés a su total disposición. Es verdad que las necesidades en Hispanoamérica y en África son ingentes, y que también España hoy necesita de muchas vocaciones.

Por ello, yo te desaconsejaría viajar a uno de estos países para empezar a buscar un grupo o congregación. Más bien te invitaría a ponerte en contacto con ellos y concretar la posibilidad de hacer una experiencia. Sé de muchas órdenes y congregaciones originarias de América y de África que ahora están enviando misioneras a Europa... así que podría ser interesante que las busques en España y te las conozcas.

Así, aún con el gran deseo de ser misionera, te pones en las manos de Dios en totalidad. Puedes ofrecerte para ir a las misiones en África o América, según sea el caso, pero pones en las manos de Dios el cómo y el cuándo.

Si los grupos que te interesan no se encuentran en España, puedes ponerte en contacto con ellos por teléfono, o por correo electrónico... Ellos también querrán conocerte para ayudarte a discernir si es precisamente con ellos en donde Dios ha planeado que encuentres tu lugar en la Iglesia.

Sigue en tu búsqueda muy cerca de la Virgen y cerca de la Eucaristía. Ahí tendrás la luz necesaria y la fortaleza para hacer presente la caridad y la fidelidad de Dios con tu entrega. Te envío mi bendición sacerdotal.