El favor más grande


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

El favor más grande

El que logre levantarme la frente

y decirme,

con todo la convicción de su alma:

“Tú puedes”,

me habrá hecho el más insigne favor.

El favor que a mi me han hecho

algunos insignes hombres

de inolvidable recuerdo -

quiero hacerlo yo también a muchos,

a miles que caminan por ahí asustados,

tullidos de miedo.