¿Dónde puedo conseguir un director espiritual?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

¿Dónde puedo conseguir un director espiritual?

Pati pregunta:

Padre,

He visto que recomienda en muchas de las preguntas el tener un buen director espiritual. ¿Cómo hago para conseguir yo uno? Hay un muchacho que salió del seminario y se ha ofrecido a ser mi director espiritual. ¿Conviene que le abra mi corazón para que me ayude a discernir mi vocación?

Muy estimada Pati,

Gracias por tu pregunta. Efectivamente, dentro de los medios que Dios nuestro Señor nos ha querido dar para el discernimiento vocacional, tenemos en primerísimo lugar la vida de oración y la vida sacramental, especialmente recibiendo frecuentemente la Eucaristía (si se puede incluso diariamente) y la confesión (muchos expertos de vida espiritual la recomiendan al menos una vez al mes o cada vez que se tenga la desgracia de caer en pecado mortal).

Pero otro de los medios importantes y que más ayudan es el director espiritual. Tu pregunta es importante, porque hay que elegir bien al guía que te ayudará a recorrer los caminos el Espíritu. Te doy algunas pistas para que puedas tú misma discernir, y también unas sugerencias para que puedas buscarlo.

Frecuentemente el director espiritual es un sacerdote, pero también hay religiosas, religiosos que no son sacerdotes, algún seminarista ya avanzado en su formación, e incluso laicos, que pueden ser excelentes directores espirituales. Pienso, por ejemplo, en Karol Wojtyla, quien encontró en un sastre de Cracovia, Jan Tyranowski, un excelente director espiritual que lo animó a dar el paso al seminario... y gracias a eso tuvimos un Papa como Jaun Pablo II.

¿Qué cualidades hay que buscar en el directore espiritual? Ante todo, que él o ella sea un hombre o mujer de oración, que conozca personalmente a Dios en la fe, en la oración, en los sacramentos. También ayuda mucho que sea una persona que lucha por vivir coherentemente su fe, que está en contínua búsqueda por la santidad, y que ama y es fiel a lo que enseña la Iglesia. Si, por ejemplo, una supuesto director espiritual te dice que algo que la Iglesia enseña no es verdad, es señal de que quizás no te convenga tanto... Tú sigues a Cristo y el director espiritual te ayuda a caminar por la senda que nos marca la Iglesia.

Finalmente, puedes acudir a tu párroco, a un buen confesor, a alguna religiosa que conozcas para que ellos te ayuden en tu camino de vida cristiana. Ellos también pueden recomendarte a otras personas que puedan ayudarte.

Sobre la dirección espiritual con el exseminarista, tengo que decirte que no lo conozco y no puedo darte un juicio del todo certero. Sin embargo, la prudencia parecería indicar que no sería lo más conveniente, pues el director espiritual debe tener una mayor estabilidad en su vida y si acaba él de salir del seminario, quizás se esté ubicando en su nuevo estilo de vida como laico.

Felicidades por tu interés por la santidad y poner los medios. No dejes de pedirle a María que te consiga un buen director espiritual. Ella te lo hará llegar, pero tú también tienes que buscarlo.