Dios actúa a través de los sacerdotes