Después de abortar quedé muerta en vida...Estoy muy arrepentida


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

María abortó y explica en este vídeo el dolor que ha vivido después de aquella experiencia que llevó varias veces a pensar atentar contra su propia vida. Se ha arrepentido y desea evitar que más madres aborten. María lo describe con sus propias palabras:
"Quiero compartir el vacío que dejó en mí haber abortado. Es un dolor inmenso que me dejó marcada para toda la vida. Al volver a recordar esos momentos se reabre la herida.
Quedé muerta en vida. Sentía que no era digna de vestir ni de llevarme un alimento a la boca. Sentía que era basura, que estaba sucia. Y me preguntaba: ¿Cómo es posible que yo haya matado a mi propio bebé?
Estoy aquí porque no quiero que haya tantas almas inocentes, tantos bebés que no se puedan defender y que existan madres que sufran lo que yo estoy viviendo. Yo encontré un consuelo en quienes me han ayudado, pero hubiera podido atentar contra mi vida si no las hubiera conocido.
No tengo palabras para manifestar todo lo que siento y creo que todos podemos hacer algo por esos bebés inocentes. A veces, he pensado que mi bebe creerá que yo era de lo peor y en ese momento lo fui. Pero ahora quiero que él esté orgulloso de mí y sepa que su madre quiere defender más vida, la de esos bebés que no tienen voz.
Hay quienes argumentan para abortar que han sido violadas, que se han encontrado con una persona que les ha hecho daño. Yo digo que fue un patán la persona que se cruzó en su camino, pero ella es peor: una asesina de su propio bebé. Me atrevo a decirlo porque eso es lo que hacemos con nuestros bebés. Estoy muy arrepentida y quiero manifestar el inmenso dolor que se vive después de haber abortado."