Déjate

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Déjate

Hace ya tiempo que comprendí
Tú me buscaste en todas partes,
la llama que un día comenzó a fallar, Tú no dejaste se apagase.

Yo no comprendo y digo:
¿Qué será? Será que estaba equivocado, y he descubierto que este loco está
de amor muriendo porque le ame.

Yo no he querido saber más
de la locura que me late,
pero la fiebre quiere regresar
y El no dejó de predicarme

Y tú me dices:
Déjate, que te consuma este fuego
no apagues ya más esta hoguera,
que si no hay fuego no habrá luz.
Créeme, que estoy clavado porque te amo
no encontrarás en otros lados,
quién quiera ya morir por ti.

No tengas miedo, no te dejaré
las veces que tú me reclames,
yo gozo al ver que quieres regresar
déjame que yo te levante.

Señor, no ves que quiero regresar
pero me pesa mi pasado,
acaso pides lo que no sé dar
el tiempo me ha secado el alma.

Tanto he besado el suelo, no lo ves
mis manos se han cerrado tanto,
no te preocupes, te rescataré
mi vida a cambio por la tuya