Dan Brown, la masonería y la Iglesia católica


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Dan Brown cosechó un éxito mundial sin precedentes mezclando ingredientes
como el Santo Grial, Leonardo da Vinci y el Opus Dei; o el Cónclave, la
antimateria y la ciudad de Roma; Ahora prueba suerte con Washington, la
Masonería y un tercer ingrediente secreto.

No se sabe si este tercer
ingrediente tiene o no tiene que ver con la Iglesia católica.

Seguramente, Dan Brown sabe que la Iglesia católica prohibe a sus
miembros que entren en la masonería y que quien lo haga puede ser excomulgado.

El primer documento papal que prohibía ser masón es de 1738, sólo
veintiún años después del nacimiento de la masonería. Después, ha confirmado
esta posición en otros 12 documentos oficiales, el último de ellos firmado por
el cardenal Joseph Ratzinger en 1983.

Todos ellos mantienen que la
masonería y el catolicismo son incompatibles. Y es que, además del
anticlericalismo que ha caracterizado a los masones, la masonería considera que
no hay verdades definitivas y pone a todas las religiones en el mismo plano.
Para ellos, Jesús es un gran maestro como Buda o Zoroastro.