Dame tu corazon

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF
Dame tu corazón,
que sea el mío,
que yo no busque nada más que a Ti,
que no me mire a mí cuando te sigo,
que ya no tenga miedo de morir.
 
Que ya no tenga nada,
que ya no busque nada,
que ya no quiera nada más que a Ti.
Que no guste nada,
no necesite nada,
que ya no quiero nada más que a Ti.
 
Yo sé que eres el Tesoro escondido
y hay que venderlo todo para así
poder comprar el campo y ser ya mío,
hay que perderlo todo para Ti.
 
Que no me quede nada,
que no me importe nada,
que no me atraiga nada ya sin Ti.
Que no me guarde nada,
que no recuerde nada,
que no conozca nada más,
nada más que a Ti.