Cristo, la única respuesta ante el dolor


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

¡Qué
seguridad da este Cristo en esta vida! El hombre calla ante el dolor,
ante la muerte, ante la injusticia, ante el más allá, ante la traición
del mejor amigo. Sólo Él tiene una respuesta para todo: nos enseña a
sufrir con gozo y a transformar el dolor en redención; nos enseña a
afrontar la muerte con esperanza, pues por la muerte estaremos más
cerca de Él; nos enseña a amarnos sin límites, sin egoísmos,
desinteresadamente y a vivir desde hoy ese más allá que ya es actual
viviendo con honestidad, con sentido de responsabilidad nuestra vida
cristiana y humana.