Cristo Pasa a la Ribera de tu Vida


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Cristo Pasa a la Ribera de tu Vida
En este día, Cristo pasa junto a la ribera de vuestra vida joven. Prestad atención a su llamado y seguidle decididamente, como lo hicieron un día aquellos discípulos a quienes el Maestro les dijo: «Venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres». Cristo tiene necesidad de cada uno de' vosotros como la tuvo de Pedro, de Santiago y de Juan. Vosotros sois las manos, los pies, los ojos, la mente, el corazón de Jesucristo. Sois los canales y los medios por los que Él se va a comunicar a la humanidad. ¡Qué honor el que os hace Cristo! ¡Qué dulce y abrumador el peso que hoy coloca sobre vuestros hombros jóvenes! Es el peso imponderable de la redención, en la que se contiene la felicidad personal y eterna de cada hombre