Cristo necesita nuestra entrega total


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Cristo
necesita almas dispuestas a entregarse totalmente, sin reservas, porque
el mundo actual está sumamente necesitado de hombres y mujeres que
dediquen su vida a enseñar, predicar, testimoniar a Cristo y lograr que
otras personas le sigan, le amen y le coloquen en el centro de su vida.
Lástima de muchos cristianos que preferimos la comodidad, los placeres
de una vida tranquila y sin complicaciones, a seguir a Cristo, a ayudar
a los hombres, nuestros hermanos, necesitados tanto de lo material como
de lo espiritual. Sin embargo, yo confío en que Dios nos va a ayudar y
contaremos con muchas señoritas y jóvenes dispuestos a entregarse
plenamente.