¿Cómo puedo hacer para ayudar a mis hijos a vivir adecuadamente su sexualidad?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

¿Cómo puedo hacer para ayudar a mis hijos a vivir adecuadamente su sexualidad?
Hable con ellos, explique qué es y de las pautas de moralidad adecuadas a su edad, no espere que se lo enseñen en el colegio los amigos. Lo mejor es tener una plática honesta con ellos sobre el tema.
No espere a que ellos le pregunten: es mejor hablar de los cambios que tendrán, como la ovulación en la niña o los sueños húmedos en los niños, pero no olvide que la información debe ser de acuerdo a la edad de sus hijos. De a leer libros bien orientados al respecto (no sin antes haberlos leído usted, así como también revisar que el contenido no se oponga a los principios de moralidad que usted quiere formar en el niño.
Nunca piense “es demasiado tarde”, mas vale tarde que nunca; aunque sus hijos ya estén en la adolescencia, dígales: - mira cometí un error al no haberte hablado de esto antes pero pienso que es bueno que hablemos al respecto, cuéntame que se dice del sexo hoy en día - .
No caiga en el pesimismo biológico y piense que desde los 12 años son adolescentes y la dificultad que representa para ellos el esperar a tener relaciones sexuales hasta el matrimonio, eduque en la castidad.
No tenga miedo de decirle a sus hijos las consecuencias de iniciar una vida sexual activa en la adolescencia. Podrían hacer una investigación juntos sobre las enfermedades de transmisión sexual, embarazos en la adolescencia, etc. esto ayudará a que sus hijos sepan las consecuencias y sean conscientes de esto.
No sea tan estricto e inflexible que sus hijos piensen que no confía en ellos.

Deberá decirles a sus hijos que:

El sexo es bueno, siempre y cuando sean en el momento adecuado, es decir, en el matrimonio.
La decisión de tener relaciones sexuales es una decisión moral muy seria, ya que implica a otra persona.
Tienes el derecho de decir no.
Perder la virginidad no es muestra de madurez.
No todo el mundo lo hace.
El sexo no es lo más importante en una relación de amor.