¿Cómo puedo evitar que mi hija se embarace fuera del matrimonio?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

¿Cómo puedo evitar que mi hija se embarace fuera del matrimonio?
No hay manera en que los padres podamos evitar el embarazo en los adolescentes porque todo depende del libre albedrío de sus hijos. Usted no puede vigilar a su hijo (a) las veinticuatro horas del día pero el porcentaje de embarazos de adolescentes es mucho menor en las familias donde los padres han preparado adecuadamente a sus hijos (as) para esta etapa. A continuación le proporcionamos una lista de recomendaciones las cuales pueden ayudar a los adolescentes para resistir las tentaciones de la promiscuidad y evitar embarazos fuera del matrimonio:

Una relación de cálido afecto entre los padres.
Firmes creencias puestas en práctica en el hogar.
Una verdadera educación sexual de parte de los padres, que trate de formar e informar a sus hijos tratando los temas de sexualidad como algo normal y bello, facilitando la soltura de la comunicación sobre el tema entre hijos y padres.
Una cabal instrucción de la Sagrada Escritura que deje muy claro las reglas morales que Cristo nos mostró.
Prohibición de programas televisivos, películas, revistas o conversaciones que rebajen la sexualidad, tanto dentro como fuera del hogar.
Estrecha supervisión de las amistades del adolescente, prohibiendo la compañía de quienes no comparten sus valores.
El cumplimiento de las reglas para las salidas en pareja.
La participación activa en las actividades de la Iglesia.
La coherente enseñanza de la responsabilidad personal en todos los aspectos de la vida.
Abundante oración por parte de los padres.
La probabilidad de que sus adolescentes se vuelvan sexualmente activos antes de casarse se reduce si sigue estas guías pero recuerde que no le garantizan que su adolescente se abstenga de la actividad sexual pues sigue teniendo su libre albedrío.