¿Cómo nos podemos preparar para la Misa?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

¿Cómo nos podemos preparar para la Misa?

La mayoría de las veces nos disponemos a escuchar la misa después de que llegamos al templo, sin embargo, tomando en cuenta que la misa es un encuentro intenso e íntimo con nuestro Señor, es muy conveniente que nos empecemos a disponer para la misa desde tiempo antes. Trata de hacer tu examen de conciencia desde antes, empezar a pedir perdón, meditar qué vas buscando a la misa. Es por esta preparación de la que hablo que la Iglesia nos pide el ayuno una hora antes de misa. El sentido de este ayuno no es no revolver la hostia con la comida, eso parecería un poco absurdo, más bien busca el ayuno disponernos interiormente, hacernos conscientes que no estamos yendo “al cine” o a “una reunión informal”, vamos al encuentro del Señor y por ello debemos de disponernos física y espiritualmente para sacar el máximo provecho de este encuentro con Dios.Al respecto el catecismo nos dice: “Para prepararse convenientemente a recibir este sacramento, los fieles deben observar el ayuno prescrito por la Iglesia. Por la actitud corporal (gestos, vestido) se manifiesta el respeto, la solemnidad, el gozo de ese momento en que Cristo se hace nuestro huésped.” (n.1387).