¿Cómo evito las distracciones en la oración?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

¿Cómo evito las distracciones en la oración?

Rebeca pregunta:

Algunas veces tengo mucha dificultad para estar concentrada en la oración y tengo que repetirla más de una vez. ¿Conoce algún sistema para mejorar mi concentración? Me siento muy mal cada vez que esto me sucede, porque estoy hablando con Dios

Querida Rebeca,

Estás haciendo algo muy hermoso y correcto siempre que intentas dar lo mejor de ti misma a Dios en la oración. Con facilidad nos distraemos al recitar nuestras oraciones, pero a Dios lo sabe muy bien, y le basta que intentemos evitarlas, pues a Cristo le puede gustar más la lucha por agradarle que la posesión pacífica de una victoria que no costó esfuerzo.

No olvides que el centro de la oración debe ser siempre Dios, buscar conocerlo, decirle que lo amamos, que queremos pensar y sentir como Él, agradecerlo, alabarlo, glorificarlo, y pedirle por nuestras necesidades.

Continúa buscando el rostro de Cristo en la oración, y podrás tener la tranquilidad de ir avanzando por el camino correcto a pesar de tus distracciones. Te recomiendo que le pidas con frecuenta: Señor, eséñame a orar.

Puedes, también, usar algún buen libro para que te ayude en el camino de la oración.