¿Cómo animar a mi hijo a ingresar al seminario?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

¿Cómo animar a mi hijo a ingresar al seminario?

Luis Flores pregunta:Padre: Mi hijo, Dios mediante, termina su educación primaria y los legionarios de Cristo lo invitaron hace algun tiempo a vivir alguna experiencia. El en un principio si estuvo muy inquieto y gustoso de cursar la secundaria en la apóstolica. Sin embargo ahora que se acerca más la fecha como que ha perdido un poco el ánimo y me dice que mejor no. La verdad a mi me hubiera dado mucho gusto que tuviera esa experiencia (en mi juventud, yo tuve esa oportunidad con los Misioneros del Espiritu Santo, y sé perfectamente lo que es). ¿Debo insistir para que se anime? La verdad no quisiera que se sintiera presionado. Por el momento lo que más hago es pedir a Dios por su vocación.

Estimado Luis:

En primer lugar deseo felicitarle por la apertura que manifiesta hacia la inquietud vocacional de su hijo ya que, lamentablemente, son muchos los padres de familia que se oponen a que sus hijos ingresen a un seminario menor por muchas razones que ahora no es el caso exponer.

Lo que le recomiendo para animar a su hijo y no presionarlo es que busque ponerlo nuevamente en comunicación con el padre que lo invito a hacer una experiencia en el centro vocacional. Usted también puede animarlo pero muchas veces termina siendo contraproducente y creo que es mejor que lo anime quien inicialmente lo invitó. Si no se anima no se preocupe, la semilla ahí está y si Dios lo llama Él la hará germinar en su momento. Como usted bien dice, pida mucho a Dios por él pues ciertamente es una bendición muy grande para una familia el tener un hijo sacerdote.