Colaborar con Él sin regateos


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Jamás olvide la importancia que tiene para usted el vivir atento a las inspiraciones del Espíritu Santo y de colaborar con Él sin regateos y plenamente. Ese hombre integral que usted está formando en todos los ángulos de sus potencias y de su personalidad es imprescindible, para que en él el Espíritu Santo forje otro Cristo. Primero el hombre, después el santo.