Arde Troya

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Cuando nació “Hombre Nuevo” hace más de cuatro años, uno de los primeros artículos llevaba por título “Nuevo caballo de Troya”, dirigido a los padres de familia para prevenirlos acerca del cuidado, control y vigilancia que deben tener sobre los medios de comunicación, en concreto sobre el Internet y la televisión, ya que como vehículos de transmisión de modelos de comportamiento, influyen decisivamente sobre los niños y jóvenes. En ese entonces el índice de intentos de suicidio juvenil era aún conservador, pero en pocos años se ha ido incrementando y vamos en aumento. En verdad que los mensajes nihilistas de algunos programas e incluso de caricaturas van afectando a tus hijos. Por más candados que pongan en blincar tu casa, si no controlas lo que ven tus hijos, no te sorprendas de que mañana piensen, digan y hagan cosas que tú jamás les enseñaste. No hace mucho una chica me contaba que era muy fácil engañar a sus papás con el Internet, porque son anticuados y ellos no entienden de estas cosas. ¡Que no te pase a ti lo mismo! Aprende y vigila para que no arda Troya y llegues cuando sus mentes estén prácticamente destruidas.