Amanece

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF
Amenece, el Sol ilumina ya las calles,
sus rayos me despiertan alegres,
la lluvia ya ha cesado y ha dejado en mí
la felicidad.
 
Sonrío, se me ocurren tantas cosas para hacer,
un día tan hermoso no lo perderé,
¡claro que no!
 
Y ¿por qué hay tantos que este Sol aún no lo ven
y viven explotados por sus ansias
de riquezas?
 
Y ¿por qué perdemos tanto tiempo con palabras
y en cambio no amamos ni llevamos
libertad?