Ahora es cuando


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Estamos a punto de concluir el año viejo y de recibir con los brazos abiertos el feliz año nuevo.  Cada uno a su modo hace un balance sobre los aciertos y golpes recibidos. Recordamos los hechos que nos hayan dejado lacrada  el alma y que difícilmente olvidaremos. ¿Qué es pues esto del tiempo? Es un punto en medio de la eternidad.  Es un temible ogro que nos engulle a cada instante como Saturno a sus hijos en el pincel de Goya.  El tiempo es fascinante ilusión en la mente de los niños e inamovible recuerdo en los ancianos.  Para los americanos “The time is money”  que muchos por desgracia no saben ni cómo usarlo, dónde gastarlo o cómo invertirlo.  El tiempo lo borra todo como las olas sobre la arena de la playa. Lo único que escapa y perdura es el amor. Todo lo demás  es fatiga inútil.  El tiempo es la oportunidad para amar, para quedarte en el corazón y en la mente de los otros. ¡Esas son las verdaderas conquistas!  Entrar en la eternidad sin partir de este mundo.  ¿En cuántas personas te has hecho vida por lo bueno que eres y representas? ¿Qué vas a contestar cuando el justo Juez te diga: “Amigo, entrega cuenta de la administración de tus bienes?